Menu

Decoración de interiores

El proceso de decoración: el recorrido que conduce del sueño a la realidad. La decoración de interiores es una actividad compleja: para transformar una habitación vacía en un espacio en el que vivir hacen falta muchas etapas y diverentes figuras profesionales. Nuestra garantía: calidad, profesionalidad y coordinación en cada fase.

Medir con precisión

El primer paso para ejecutar un trabajo preciso y minucioso: a través de instrumentos de medición de vanguardia, el estado del arte se transfiere en papel con precisión y exactitud milimétrica. En esta fase el diseñador intima con el espacio que decorar y utiliza experiencia e imaginación para configurar de manera correcta y funcional espacios, pasajes y funciones. Se trata del primer paso, por lo que representa uno de los más delicados y puede condicionar el éxito de todo el proceso.

Entrevista con el cliente

La llamada fase de instrucción, durante la cual el diseñador entrevista al cliente muy atentamente para conocer mejor su estilo de vida y sus exigencias. Esta información es esencial para optimizar la disposición, la ergonomía y el uso de la decoración al crear soluciones realmente a medida. Esta fase también es delicada: los sueños y las expectativas del cliente son puntos cardinales para nuestro trabajo.

Maquetas y materiales

El diseñador une la información recopilada en las fases anteriores para realizar bocetos, maquetas, acuarelas y perspectivas a las que les acompañan las tablas de los materiales y colores. El cliente puede de esta manera visualizar la disposición de los elementos en el espacio, imaginar la futura decoración de su casa, sumergirse en la atmósfera y decidir por tanto si el camino recorrido es el justo o bien si hay que aportar algunos cambios..

Proyecto de máxima

Tras la primera fase creativa, llega el momento de definir de modo exacto y analítico el diseño de interior de la vivienda. El diseñador, gracias al uso de instrumentos computarizados, elabora el proyecto de máxima. La primera fase técnico-proyectual se concentra de manera específica en la ergonomía y funcionalidad de la decoración, en la exacta colocación de los espacios funcionales y de los pasajes con el objetivo de crear armonía en la vivienda.

Proyecto ejecutivo

A partir del proyecto de máxima, elaboramos distintos planos con plantas y perspectivas específicas para las diferentes obras necesarias para la realización del ambiente: demoliciones y construcciones, instalación eléctrica, pavimentos, techos, paredes, etc. El proyecto ejecutivo constituye el hilo conductor para las diferentes figuras profesionales implicadas en las siguientes actividades de instalación y montaje, de manera que cada una tenga una completa visión del proyecto desde el punto de vista técnico.

Pliego de condiciones

La fase en la que elaboramos de manera específica y detallada cada uno de los elementos de decoración. Un sistema alfa numérico sirve para distinguir dichos elementos y permite que se entienda inmediatamente la colocación en la planta. A este diseño, le asignamos un «book» en el que decoraciones y componentes se describen detalladamente (dimensiones, colores, acabados, códigos, posibles revestimientos, etc.) y se muestran a través de fotografías y dibujos técnicos.

Transporte

El transporte de la decoración desde la sede de producción hasta la vivienda del cliente constituye una fase muy delicada. Queremos proteger las decoraciones ante posibles daños; es por ello que empaquetamos con sumo cuidado y protegemos las partes más delicadas antes de cargarlas en los medios de transporte idóneos como camiones o contenedores. Gracias a la rigurosa atención que le prestamos a esta fase, podemos garantizar que nuestros productos llegan a destino en condiciones perfectas.

Montaje e instalación

Una vez en destino, el mobiliario se monta y las diferentes instalaciones se instalan. La calidad del resultado final depende mucho de esta fase, por lo que contamos con profesionales expertos y formados que conocen profundamente las diferentes técnicas para montar un mueble a medida. Cada uno de los elementos, gracias a un pre-montado en sede, está enumerado inequívocamente, lo que nos permite evitar inútiles pérdidas de tiempo en la vivienda del cliente.

Asistencia post-venta

Nuestros ambientes son hechos para ser vividos. La vida familiar y las tareas cotidianas hacen que la decoración esté sometida a golpes o choques: desplazamientos, roces, contactos y desgaste. Con el fin de asistir a nuestros clientes, nos hemos dotado de un sistema de archivo de todos los datos relativos a cada proyección: acabados, medidas, tejidos y muestras. También a distancia de años de la instalación, podemos garantizar sustituciones y accesorios a la mayor brevedad.